Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El dinero y la historia familiar: La neurosis de clase

div-aw-70-white

¿Quieres descubrir a través del transgeneracional cómo te relacionas con el dinero? ¿Sabes qué es la neurosis de clase? ¿Sientes que repites un patrón familiar respecto al dinero?

En este artículo resolveremos a través de la Descodificación Biológica todas estas cuestiones y descubrirás si tienes alguna lealtad con tu clan familiar en relación a la abundancia y el éxito.

¿Cómo aprendemos a relacionarnos con el dinero?

Los diferentes aprendizajes que realizamos desde niños condiciona cómo nos relacionarnos con el dinero. Se trata de vivencias, creencias limitantes o incluso traumas de nuestros antepasados que, sin saberlo, nos afectan hoy en día.

Los niños y niñas aprenden desde pequeños a manejarse en la noción de intercambio.

El bebé llora y la madre le ofrece su pecho para calmarle. El bebé sonríe y el mundo le devuelve sonrisas y afecto. Así, aprende a realizar algo para obtener un resultado y siente que puede controlar el exterior a través de sus acciones.

Todas las experiencias que vivimos desde nuestra concepción más las que traemos grabadas a nivel celular de nuestros ancestros, nos  conforman y nos hacen ser lo que somos hoy. Y son justamente algunas de esas vivencias las que tendrán influencia en la relación final que tengamos con el dinero.

Las relación afectiva

Si actualmente la relación con el dinero no es la deseada, es hora de revisar cuál ha sido el aprendizaje en relación al afecto. El amor es, entre otras cosas, el equivalente simbólico del dinero. Algunas personas necesitan tener objetos de valor para sentirse mejor, como si su valor dependiera del exterior. Otras, en cambio, han aprendido que a pesar de la situación exterior pueden lograr la felicidad de otra manera.

Incluso en una misma familia en la que aparentemente todos han sido educados “por igual”, algunos hermanos consiguen algo sumamente importante para los seres vivos como el hecho de ser autónomo, mientras que otros seguirán dependientes de sus progenitores. ¿Qué va a diferenciar a unos de otros? El aprendizaje que han hecho alrededor de la noción de dinero.

El niño comienza a tomar consciencia de esta noción alrededor de los 4 años, cuando observa a sus allegados manejar el dinero y dar monedas o “papeles” a cambio de objetos o servicios que son deseados.

  • Quiero una comida, doy unos papeles y la obtengo”
  • Quiero unos zapatos y hago lo mismo”
  • Mi tía quiere un beso y si se lo doy, me regala una chocolatina

Así aprendo a gestionarme, a través del intercambio.

El niño tiene dos pensamientos mágicos: cree que puede dominar el exterior y que con el billetero de sus padres se puede comprar todo, que nunca se detendrá la producción. Ante el deseo, siempre habrá.

Por lo general, este pensamiento mágico evoluciona hacia la realidad. Pero a veces el adulto sigue creyendo que puede pasar una y otra vez la tarjeta de crédito para obtener todo lo que desea, lo que le lleva a endeudarse o seguir pidiendo a “mamá”, ya que su billetero siempre dará la respuesta apropiada.

Hay adultos que siguen siendo niños en relación al dinero. No han conseguido ser autónomos y siguen dependiendo de la ayuda de sus padres, o bien han traspasado la puerta de su casa de origen y sin embargo sus parejas toman el relevo de los padres y pasan a ser “proveedoras”.

Si revisamos la historia de este aprendizaje abordando las etapas psico-afectivas descritas por Freud vemos las fases:

  • Etapa oral o de nutrición afectiva
  • Etapa anal o de la primera autonomía
  • Etapa genital o el pasaje de la fantasía a la realidad

En cada una de ellas el niño hará un aprendizaje en relación al dinero. 

El dinero no se anhela, el dinero se merece

Cuando nuestra relación con el dinero y el éxito se ve perturbada o está alterada, nos conviene mirar cuál es el lugar que creemos que nos merecemos y cuál es el acceso al amor que hemos aprendido.

Continuando con el tema del transgeneracional y nuestra relación con el dinero y el éxito, en la vida  vemos que el aprendizaje realizado en etapas tempranas tiene su eco en el manejo del dinero que han tenido nuestros padres y ancestros.

y que como dice Marie Noelle Maston Lerat en su libro “Psicogenealogia, dinero y éxito”:

El amor es el equivalente simbólico del dinero y si alguien se siente  amado y valorado tendrá anclado en el fondo de su alma el sentimiento de poder reclamar su lugar y tener éxito aunque sus condiciones  socioeconómicas no hayan sido privilegiadas.” Marie Noelle Maston Lerat

Acercarse al éxito

Cuando nuestra relación con el dinero y el éxito se ve perturbada o está alterada nos conviene mirar cuál es el lugar que creemos que nos merecemos y cuál es el acceso al amor que hemos aprendido. Este, en la biografía temprana de la persona, se comienza a aprender en la etapa oral o de nutrición afectiva en la que él bebe recibe o no una mirada de reconocimiento, de aceptación, de apoyo, de seguridad, de protección ante lo que son sus demandas de contacto, afecto o simplemente de comida real o simbólica.

Tantas veces se ha dicho que mejor dejar al niño/a solo y no satisfacer todos sus pedidos ni acudir a todas sus llamadas porque inevitablemente se iba  a “malcriar” y “encaprichar”. La sensación de falta provoca angustia y estrés. Si se pudiera encontrar el punto medio entre no satisfacer y satisfacer en exceso es casi seguro que la relación con el dinero sería otra.

El niño que no ha podido ser calmado amorosamente recibe algunos mensajes como:

  • Haga lo que haga nunca será suficiente
  • Nunca habrá para sí mismo cuándo es posible que haya para otros.
  • No valgo para recibir
  • En momentos de tensión no merezco la calma ni la tranquilidad

El niño que ha sido cubierto en exceso, y sobre todo si ha vivido en la sobreprotección, también puede tener unas improntas en relación a:

  • Me lo merezco aunque los otros se queden sin nada
  • Puedo tener todo sin ninguna responsabilidad
  • El exterior (los que están fuera) me han de satisfacer (permanece en niño demandante)
  • Siempre habrá aunque sea sólo “para mí”

Ambas posiciones favorecen poco la buena relación con el dinero y se observan como limitantes, ya que se deposita en el exterior la responsabilidad tanto de obtener como de mantener el dinero y no permiten a la persona tener autonomía e independencia, dos factores tan importantes para poder conseguir una buena estabilidad en la vida y tener acceso a la abundancia económica y vital.

La siguiente etapa es la etapa anal o de la primera autonomía..

El dinero tiene un valor económico y otro emocional” Alejandro Jodorowsky

Transgeneracional - 3ª parte

Autonomía e independencia

El acercamiento al transgeneracional en relación al dinero y el éxito en la vida, se ha de observar de forma específica en cada sujeto en función de su historia, de las carencias vividas y de los bloqueos psico-afectivos que generan esa dificultad. Hemos visto dos etapas fundamentales en el desarrollo del niño que condicionan la relación con el dinero y el éxito. Os invito a revisar uno más de los eslabones del laberinto emocional que puede bloquear el éxito en la vida.

Según la teoría Freudiana, la “fase” o “etapa anal” es sumamente importante ya que marca la autonomía en distintos ámbitos, y uno de ellos es la parte financiera.

Autonomía personal

La autonomía personal la conseguirá el niño alrededor de los 18 meses y los 2 años y medio, cuando sus vías nerviosas están desarrolladas y se ha producido la mielinizacion de una parte de estas vías lo que le permite al niño controlar sus esfínteres hablar y desplazarse. Es una autonomía primaria y precaria pero sumamente importante para conseguir una cierta independencia de cara a su madre. El aprendizaje es el de “soltar” y “retener” a voluntad.

Cuando en esta fase de evolución hay bloqueos, aparecen los comportamientos de ser “mano rota”: no tener nunca dinero porque se gasta en infinidad de cosas inútiles, como por ejemplo, dar a los otros. En el otro extremo se encontramos la avaricia: guardar todo y más, retener, coleccionar, crear más y más posibilidades de generar dinero pero sin gastarlo.

Límites y socialización

En la siguiente etapa del estado de evolución alrededor de los 3 a los 6 años aparece el reconocimiento de los límites y de la diferencia entre el placer y el principio de la realidad. Es el momento de relacionarse, socializarse.

En la fase anal, el niño al controlar a los demás con sus esfínteres siente que puede obtener todo y, en la fase edipiana, que puede hacer todo. Esto genera personas que son capaces de saltarse todas las reglas para conseguir lo que quieren.

Robar, hurtar, sustraer, quitar, apropiación indebida, uso de métodos ocultos para quedarse con algo, malversar fondos, etc. son ejemplos de una relación anómala que busca satisfacer la vivencia de no llegar al rendimiento, no conseguir por sí mismo, sentirse inferior, sentirse desvalorizado, etc.

Realizarse profesional y socialmente se consigue al salir del modelo de desvalorización, se asume cuando la persona puede responsabilizarse de la edad que tiene y actuar en consecuencia. Para ello la invitación es ir hacia atrás en el tiempo para ver dónde se encuentra el bloqueo entre tener y hacer bajo el principio de irrealidad.

Esta forma de funcionar viene dada por los padres y a su vez ellos han recibido la misma información por lo que a veces, a través de la Descodificación Transgeneracional, hay que ir a visitar el árbol genealógico y encontrarnos con el gran dolor de “no tener” o “no poder hacer”, sanarlo y superarlo.

Lo que queremos ser, ya lo somos.

Alejandro Jodorowsky

En este vídeo te explico en detalle la relación entre dinero y genealogía.

Neurosis de clase

La “Neurosis de Clase” desde la Descodificación Biológica: la persona sufre y vive mal un cambio de estatus (en cualquier nivel) ya que le coloca ante un conflicto de identidad entre su origen y la posición adquirida. 

Es probable que las creencias y la historia del grupo familiar actúen como limitantes de la relación del individuo con el dinero. En la relación con el dinero, pesa lo suficiente como para provocar un desajuste económico el aprendizaje de la gestión del dinero que hemos realizado en la familia y las historias que han provocado estrés alrededor del mismo, como pueden ser las herencias o los repartos injustos. Los pensamientos que dieron lugar a comportamientos y creencias, los sentimientos y emociones que giraron alrededor del dinero en la historia de una familia son revividos en momento presente ante situaciones desestabilizantes con el dinero.

De hecho, en muchas ocasiones constatamos que hay personas que tienen la capacidad de tener éxito y de prosperar que se ponen palos en las ruedas para no “traicionar” a su familia desfavorecida, mientras que hay familias modestas  que empujan y acompañan a sus descendientes a que tengan éxito y celebran cuando estos lo obtienen.

Transgeneracional - 4ª parte

Diferencia entre estas dos tipologías de manejo del dinero, del éxito o de la vocación

A partir de los años 70 Vincent de Gaulejac, profesor de sociología en la Universidad de Paris, investiga los cambios sociales y comienza a organizar junto a otros profesores grupos de trabajo sobre la “propia historia de vida” y la interacción con determinantes sociales, familiares e inconscientes. Una hipótesis suya es:

El individuo es el producto de una historia en la que busca llegar a ser un individuo”.

Y a Gaulejac le debemos el concepto de Neurosis de clase, que se aplica a aquellas situaciones en las que la persona sufre y vive mal un cambio de estatus (en cualquier nivel) ya que le coloca ante un conflicto de identidad entre su origen y la posición adquirida. La tensión va a manifestar la contradicción entre dos fuerzas opuestas y si en una el flujo de la vida lleva a ir mejorando, en la otra las creencias, mandatos familiares o el habitus (según Pierre Bourdieu es el obrar, pensar y sentir asociados a la posición social) envían a la persona hacia lo contrario.

Por un lado se anhela mejorar en la vida, pero por otro la mejora le presupone a la persona un alejamiento de los suyos y en algunos casos la “expulsión” real, imaginaria o simbólica. La neurosis define el conflicto asociado al ascenso o descenso social en sociedades estructuradas de manera rígida.

En la humilde familia de un exitoso arquitecto no se celebran los éxitos de sus proyectos y continuamente se le repite el mensaje de que lo que ha obtenido es o gracias a la “suerte” o por los estudios que los padres han pagado y los sacrificios que han hecho. Por algún motivo inexplicable este famoso arquitecto llegado a la edad de 50 años deja de tener proyectos interesantes. La edad coincide con la muerte de su abuelo materno momento en el que la familia materna se vio dividida para poder sobrevivir.

¿A qué se debe que su familia no pueda celebrar los éxitos?

Quizás a que su abuelo murió después de pasar por un proceso de cáncer de páncreas cuando trabajaba para un empresario que entró en quiebra y no le pudo pagar una gran deuda. O quizás por otros motivos.

Un ejemplo:

Juan nace en el seno de una familia humilde que hace todo lo posible por reunir el dinero para que pueda desplazarse a la capital y obtener su título de estudios universitarios. Han sido 3 años duros de privaciones para toda la familia y también para Juan que les está muy agradecido. El día del examen final Juan se duerme y no llega a tiempo. Siente que lo ha perdido todo, se “quiere morir”. Regresa a su pueblo y 15 días más tarde le detectan Tuberculosis y muere.

¿Quieres trabajar las repeticiones y soltar los mandatos en relación al dinero? Con el curso de Memorias Transgeneracionales aprenderás a elaborar tu árbol y descubrirás cómo soltar la repetición para vivir más libre.

La neurosis de clase manifiesta una contracción en el seno de la familia que de no resolverse pasaran de generación en generación.

Para algunas personas es mejor la muerte que superar a sus propias familias. La carga que queda después de un hecho como el mencionado es  asumida por otro miembro de la familia que en este caso es un sobrino que estudiará Medicina y se dedicará a la Microbiología en un intento de  localizar una solución a la muerte de su tío. Para el inconsciente el tiempo no existe.

En línea con el pensamiento de Gaulejac, hoy la antigua neurosis ha cambiado por un patrón de mayor movilidad lo que da libertad y la posibilidad de elegir. Una frase suya dice “La lucha de clases fue sustituida por la lucha por los lugares en la sociedad actual”.

Otro ejemplo:

Es el caso de una persona que consulta por no poder ahorrar a pesar de tener lo que él considera un buen salario y que la mayoría de meses necesita limitarse incluso en la comida. En su historia hay carencia, falta y pérdidas en las dos ramas familiares paterna y materna. Su padre tuvo un accidente cuando él tenía 11 años lo que supuso que dejara de trabajar teniendo una pensión de incapacidad que no podía cubrir las necesidades de sus 4 hermanos.

Él consigue acabar sus estudios de derecho trabajando simultáneamente pero nunca ha podido superar lo realizado por su padre hasta el accidente momento que marca la vida de toda la familia. Su abuelo paterno tuvo una tienda de comestibles y nunca pudo obtener beneficios, solo les daba como decían ellos “para comer”. Su bisabuelo paterno provenía de una familia humilde y sin recursos y no fue aceptado por la familia de la bisabuela que era acaudalada y que la desheredaron al casarse. Un gran sufrimiento que viene transmitiéndose de generación en generación.

La tensión de superar a los propios familiares puede ser tal que las personas a nivel inconsciente llegan a pasar serias dificultades antes de verse alejados del grupo. Conocer esa realidad es una de las condiciones para poder salir de este patrón vicioso. Los que estuvieron antes siempre han deseado lo mejor a los que siguen aunque no se haya podido manifestar abiertamente.

Acercarse a los suyos, a su origen respetando la condición de donde se viene es un soporte para caminar hacia lo diferente como puede ser disponer del dinero que se quiere o el éxito, según lo que para cada uno sea el éxito.

¿Quieres saber cómo soltar la lealtad en relación al dinero? En este vídeo te lo cuento

Si te ha gustado este contenido, te invito a compartir tu reflexión en los comentarios.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Picture of Ángeles Wolder

Ángeles Wolder

Directora Instituto Ángeles Wolder. Autora del Libro “El Arte de Escuchar el Cuerpo” y de "El reflejo de nuestras emociones: la descodificación de los sentimientos a través del cine" y "Hambre Emocional". Es licenciada en Kinesiología, Profesora en Enseñanza Universitaria, Licenciada en Antropología Social y Cultural, licenciada en Psicología y Máster en Psicosociología. Desde hace 10 años se ha centrado en comprender y observar cómo el ser humano y la humanidad gestionan los conflictos emocionales.
Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

3 comentarios en «El dinero y la historia familiar: La neurosis de clase»

  1. Buenos días,

    Quería hacer un comentario sobre mi situación. Me siento identificada con lo de que sigo siendo una niña en relación al dinero, ya que dependo de mi marido económicamente. Aunque he ido haciendo algunos trabajos puntuales, nunca he tenido una estabilidad económica por mi misma, ni en mi vida con mi marido ni antes con mis padres. Mi duda es si es algo a sanar esta situación o no tiene nada que ver ya que nosotros decidimos que yo cuidaría de nuestros hijos y viviríamos con su sueldo. Ahora mis hijos ya son mayores.
    Muchas gracias,
    Un saludo
    Yolanda

    Responder
  2. Hola,soy Sandra, he quedando viuda y económicamente mi hija( por primera vez dependo de alguien) me está ayudando económicamente, esto sería un desorden, en constelaciones? Trato de hacer cosas , soy terapeuta pero no he podido lograr acompañar a nadie, siento como un rechazo a las terapias pienso es el duelo( hace 5 meses)trato de vender manualidades, pero no me siento bien, no puedo permitir q mi hija este sobre mi, q hago? Espero es x el duelo? Soy Biodescodificadora, Transgeneracíonal y Consteladora está bien q sienta ese rechazo? Gracias x escucharme . Veo q mis conocimientos no los estoy aplicando en mi

    Responder
    • Hola Sandra,
      El duelo es un tiempo de recogimiento en el que muchas partes se han de reorganizar. Cada persona tiene sus tiempos y transita las fases a su ritmo. Cuando el dolor es tan profundo, es inevitable necesitar un apoyo y dejarse ayudar. El acompañamiento durante el duelo tiene un sentido y es poder transitar cada etapa de manera sana, soltando el dolor y encontrando otras motivaciones para honrar la vida.
      Es posible que detrás del rechazo, haya dolor. Si no sabes con quién transitar el duelo, puedes escribirnos para que te asesoremos sobre los profesionales que están capacitados para ello.

      Estamos disponibles para acompañarte,
      Aran

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos