Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Insomnio: hipnosis para los trastornos del sueño

div-aw-70-white

El insomnio es una epidemia moderna que afecta a una gran parte de la población. Con cifras que oscilan entre el 30% y el 40% de los europeos que lo padecen en algún momento de sus vidas, este trastorno del sueño se ha convertido en una preocupación generalizada. El insomnio se manifiesta como la dificultad para conciliar el sueño, para mantenerse dormido o para lograr un sueño de buena calidad.

Dormir es una necesidad biológica que fácilmente se altera en función de nuestra actividad mental y de nuestra forma de ver y vivir el mundo. Respetar el ciclo natural del sueño y comprender cómo afecta a nuestro bienestar es fundamental para mantener una buena salud física y mental. La clave está en escuchar a nuestro cuerpo y permitirle seguir su ritmo natural.

En este artículo te explicaré cómo es un ciclo del sueño reparador y qué sucede cuando la persona aplica la hipnosis y la relajación para combatir los trastornos del sueño como puede ser el insomnio.

Pero para empezar, te hago una pregunta: ¿Sabes por qué no duermes bien?

El ciclo natural del sueño

El ciclo natural de actividad y reposo va de la mano de la luz del día. A mayor luz, mayor actividad, y a menor intensidad de luz se produce un descenso progresivo de la energía y de la capacidad de acción, dando lugar a la recuperación natural de lo gastado durante el día. En el tiempo de sueño se descansa a nivel mental, y por supuesto físico.

  1. El impacto de la luz y la oscuridad: Si seguimos el ciclo natural, el día comienza al amanecer y acaba al atardecer. Pero los humanos hemos encontrado que mediante la luz artificial podemos continuar “haciendo” cosas hasta bastante más tarde del inicio del crepúsculo. Seguimos en actividad cuando fuera ya hay oscuridad.
  2. La glándula pineal y la melatonina: El descenso de luz produce la activación de una glándula encargada de regular el mecanismo del sueño, la pineal, que secreta la hormona melatonina, encargada de regular los ritmos circadianos. Personas con trastornos del sueño a menudo tienen niveles bajos de melatonina.
  3. El sueño vagotónico (reparador): Junto a la activación de la glándula pineal se produce una inhibición de funciones, que tiene como resultado un cansancio profundo. Este cansancio nos ayuda a la desactivación mental y física y a la aparición de ganas de descansar y dormir. Éste es el período de sueño vagotónico.
  4. Interferencia con el ritmo natural: ¿Qué pasa en el cuerpo si nuestra actividad cerebral inconsciente nos dice que tenemos que permanecer despiertos y tomamos pastillas para dormir? Cuando nuestro cuerpo pide una cosa pero le damos otra, estamos interfiriendo con el propio ritmo natural.

Trastornos del sueño y sus etapas

Los trastornos del sueño se pueden dividir en distintas etapas según el momento de aparición, con el fin de comprender mejor los mecanismos de alteración del ciclo regular de dormir.

Cómo la hipnosis puede ayudarte con el insomnio

1. Etapas de trastornos del sueño: Cansancio y estrés

En una primera etapa, se inicia el cansancio. La musculatura comienza a aflojarse, y los párpados se sienten cansados e incluso descienden hasta tapar los ojos. Es una fase de vagotonía.

Si la persona va a dormir con estrés activo, puede ocurrir que se duerma profundamente y se despierte después de dos o tres horas, o que no consiga conciliar el sueño, aunque se sienta muy cansada. En este caso, decimos que la persona está en fase activa, de estrés, y su cerebro le está transmitiendo la idea de peligro.

En esta fase, si la persona no consigue dormir o se despierta, será con pensamientos preocupantes u obsesivos. Algunos incluso suelen contar ovejas o tienen pensamientos demasiado odiosos para dormir, manteniéndolos despiertos toda la noche.

2. Etapas de trastornos del sueño: Amanecer y reparación

Otra forma de despertarse y de insomnio es la que ocurre a partir de las 3-4 de la mañana, hora en que comienza el amanecer y el primer resplandor de luz aparece en el horizonte. Biológicamente hablando, es el momento de simpaticotonía o activación natural del cuerpo mediante la aparición progresiva de luz.

Cuando la persona ha resuelto el conflicto, suele tener un sueño reparador con un ritmo nocturno permanente y duerme con gran tranquilidad, ya que siente gran cansancio. Éste es un período de profunda reconstrucción a nivel celular o fase de curación.

Dormir es una necesidad biológica que fácilmente se altera en función de nuestra actividad mental, de nuestra forma de ver la vida.

Tipos de insomnio

El insomnio se clasifica en tres categorías principales:

  • Insomnio transitorio o agudo (dura menos de 4 semanas)
  • Insomnio a corto plazo o subagudo (más de 4 semanas, pero menos de 3-6 meses)
  • Insomnio a largo plazo o crónico (más de 3-6 meses).

Todos los tipos comparten el mismo efecto perjudicial: una baja concentración y una sensación de somnolencia constante durante el día.

Síntomas del insomnio

El insomnio se manifiesta de varias formas, con síntomas como:

  • Dificultad para conciliar el sueño: Dificultad para quedarse dormido al acostarse.
  • Despertar frecuente durante la noche: Despertarse varias veces y luchar para volver a dormirse.
  • Despertar temprano en la mañana: Despertarse muy temprano sin poder volver a dormir.
  • Sueño no reparador: Sensación de no haber tenido un sueño de calidad.
  • Fatiga diurna: Sensación constante de cansancio durante el día.
  • Irritabilidad y cambios de humor: Puede llevar a irritabilidad, ansiedad y depresión.
  • Dificultad para concentrarse: Problemas de concentración y toma de decisiones.
  • Tensión muscular y dolores de cabeza: Puede causar tensión muscular y dolores de cabeza.
  • Preocupación constante por el sueño: Desarrollo de ansiedad sobre la capacidad para dormir.

Fármacos, una solución a corto plazo

En la búsqueda de una solución, muchas personas recurren a la medicación para combatir el insomnio. Aunque estos medicamentos pueden brindar alivio temporal, no abordan la causa subyacente del problema y, a menudo, presentan efectos secundarios no deseados. Incluso algunos psicofármacos pueden interferir con la calidad del sueño, dejando a quienes los toman con la sensación de no haber descansado en absoluto.

Cómo tratar el insomnio

Antes de explicarte los beneficios de la hipnosis para combatir el insomnio, te comparto este vídeo en el que te explico unos sencillos ejercicios y estrategias que puedes hacer desde hoy mismo cuando te desveles por la noche o no puedas dormir. Esto te ayudará a aflojar y relajarte.

Un enfoque alternativo: la hipnosis

La Asociación Americana para los Trastornos del Sueño ha identificado una alternativa eficaz: el tratamiento cognitivo-conductual, que a menudo incluye la hipnosis clínica. Esta técnica, realizada por profesionales certificados, se ha demostrado efectiva en el control de los estímulos que generan el insomnio.

Evidencias científicas en el insomnio

La hipnosis ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de trastornos del sueño. En un estudio, 27 pacientes que sufrían de diversos trastornos del sueño, como el sonambulismo y los terrores nocturnos, se les enseñó técnicas de auto-hipnosis que podían practicar en casa. Este estudio encontró que el 74% de estos pacientes describieron su trastorno como mucho mejorado después de practicar la autohipnosis.

Estos resultados se mantuvieron consistentes cuando los investigadores dieron seguimiento a estos pacientes, tanto a los seis meses como a los dos años después de realizar el estudio (Hurwitz, TD, et al, 1991).

Si quieres saber más sobre la Hipnosis para el insomnio, no te pierdas la videoconferencia gratuita que impartirá mi amiga y experta Marta Menéndez el día 12 de diciembre sobre “Cómo puede ayudarte la hipnosis para el insomnio”

Cómo funciona la hipnosis

La hipnosis es una herramienta poderosa en el tratamiento del insomnio porque conecta, a través del inconsciente, con los evento que no te permiten descansar. Se trata de abordar el motivo que te impide dormir desde un estado de alteración de la conciencia.

Funciona restaurando los mecanismos naturales del sueño que se han deteriorado con el tiempo. Mediante el estado hipnótico, los pensamientos intrusivos se reemplazan por sensaciones de paz y comodidad, recordando el sueño y facilitando la inducción de un estado de descanso.

Beneficios de la hipnosis para el insomnio

Este enfoque no solo se limita a la mejora del sueño; también profundiza en la relajación muscular y desactiva pensamientos y preocupaciones que puedan impedir el sueño. Además, la hipnosis ha demostrado mejorar otras funciones cerebrales, como la atención, la concentración y la memoria.

En resumen, si padeces de insomnio y estás buscando una solución más allá de los medicamentos, la hipnosis podría ser una opción efectiva para recuperar un sueño reparador y recuperar la calidad de vida. Con la guía de un profesional, puedes aprender a superar la pesadilla del insomnio y disfrutar de un descanso tranquilo y reparador.

¿Quieres aprender Hipnosis? Con el curso Hipnosis y Técnicas de Relajación descubrirás cómo integrar las hipnosis para tu día a día o para acompañar a otros.

Como dice Françoise Sagan: “La felicidad para mí consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia”.para conciliar el sueño o mantenerlo, lo que, a su vez, puede tener un impacto significativo en la vida diaria.

¿Padeces de insomnio? ¿Has probado la hipnosis? Cuéntame cómo es tu sueño en los comentarios.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Picture of Ángeles Wolder

Ángeles Wolder

Directora Instituto Ángeles Wolder. Autora del Libro “El Arte de Escuchar el Cuerpo” y de "El reflejo de nuestras emociones: la descodificación de los sentimientos a través del cine" y "Hambre Emocional". Es licenciada en Kinesiología, Profesora en Enseñanza Universitaria, Licenciada en Antropología Social y Cultural, licenciada en Psicología y Máster en Psicosociología. Desde hace 10 años se ha centrado en comprender y observar cómo el ser humano y la humanidad gestionan los conflictos emocionales.
Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos