Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El sobrepeso: más allá de la alimentación

div-aw-70-white

El sobrepeso es un síntoma que presenta gran parte de la población. En esta patología, no todo se reduce a una forma sana y saludable de comer. Evidentemente, esta es una parte fundamental, pero no siempre es suficiente.

Si hoy en día nuestro cuerpo sigue teniendo esos kilos de más es porque, de alguna manera, nuestro organismo lo considera necesario; Oliver Soluier decía que “tienes el cuerpo que necesitas, no el cuerpo que quieres.”

Veamos qué dice la Descodificación Biológica del sobrepeso.

La lógica biológica detrás del sobrepeso

Para comprender por qué tenemos sobrepeso más allá de nuestros hábitos y estilo de vida, es importante entender la lógica biológica que hay detrás del sobrepeso.

De alguna manera, nuestro organismo ha disparado los programas atávicos que ha considerado necesarios para mantener nuestra supervivencia. Estos programas fueron necesarios en algún momento de nuestra vida, pero tiempo después y habiendo superado los eventos que llevaron a nuestro cuerpo a activarlos, para nuestro cerebro y nuestra biología aquel evento o eventos que dispararon estos programas siguen activos en nuestra psique.

Comprender la forma en la que funciona nuestra biología nos ayudará a ver que el sobrepeso, lejos de ser algo que nuestro cuerpo sostiene para hacernos la vida más difícil, no es otra cosa que la solución que tiene a su alcance para garantizar nuestra supervivencia.

Descubre qué conflictos se esconden detrás del sobrepeso y aprende a descodificar el sobrepeso emocional con el curso de especialización Sobrepeso Emocional.

El sobrepeso: un mecanismo de supervivencia

Desde la Descodificación Biológica vamos a ir viendo y desengranando los conflictos más habituales que sostienen ese síntoma que tanto nos incomoda.

Cambiaremos la forma de verlo y entenderemos que más que un problema, lo que tenemos es una solución biológica que pone nuestro cuerpo ante las distintas vivencias que, en un momento determinado, y muy probablemente a una corta edad donde no teníamos recursos, no fuimos capaces de gestionar y ha sido nuestra biología quien ha salido al rescate desde lo que conoce.

El cerebro de un niño no está desarrollado de forma analítica, por lo que el simple hecho de llevarlo al colegio o a casa de los abuelos para que los padres puedan cumplir con sus obligaciones es habitualmente vivido como un abandono.

El niño no sabe cómo sostener esa vivencia y saltan las alertas en su cerebro, de forma que ante esa vivencia el cuerpo decide garantizar la supervivencia haciendo las reservas que considera necesarias para sobrevivir.

Nuestra mente lógica no lo entiende, puesto que el niño está en un ambiente seguro según nuestra percepción, pero el cerebro identifica esa emoción como una situación de alerta que el niño ni sabe ni puede gestionar.

Dado que no damos una solución, al cuerpo solo le queda dar la respuesta eficaz para garantizar su supervivencia.

Por decirlo de alguna manera sencilla, empieza a correr el programa de acumular alimento para sobrevivir, y mientras no vayamos a decirle al cerebro que el peligro ha pasado, este programa seguirá activo muchos años después.

Sobrepeso

Más allá de la alimentación

La solución más habitual que le damos como adultos es la restricción de la ingesta, lo que pone una vez más a nuestro organismo en alerta porque comenzamos a tirar de las reservas que tan eficazmente ha generado el cuerpo.

Es decir, mientras sigamos nuestra estricta dieta, lo que nuestro cerebro interpretará es que estamos desabasteciendo el almacén y lo primero que hará será ponerse en modo restrictivo.

De ahí que los primeros días de la dieta sea más sencillo bajar de peso. El problema aparece cuando el organismo interpreta que esto se va a convertir en algo habitual y activa la restricción como medida de supervivencia bajando el metabolismo y frenando el consumo de calorías.

Restringir alimentos no siempre es la solución

Este el primer error que cometemos al desconocer el funcionamiento biológico: seguimos con esa restricción alimentaria y con gran fuerza de voluntad alcanzamos el peso elegido.

Pero es muy habitual observar cómo en un breve espacio de tiempo, una vez alcanzado el objetivo, el cuerpo vuelve a acumular lo que con tanto esfuerzo hemos conseguido reducir, incluso subimos un poco más debido a que el organismo hace una reserva extra para poder afrontar en un futuro otra restricción.

Esta es la base del conocido efecto rebote.

Por eso se hace tan importante comprender los patrones de comportamiento que están instalados en nuestro cerebro y que sostienen ese sobrepeso.

¿Cómo nos ayuda la biodescodificación?

Desde la Descodificación Biológica veremos esos programas que se activaron en algún momento. El hecho de comprenderlo nos ayudará a salir de la desvalorización profunda de sentir que no somos capaces de dejar ir esas reservas que conscientemente son innecesarias, pero que a nivel biológico siguen formando parte de nuestro programa de supervivencia.

Cuando comprendemos algo, nuestro nivel de estrés disminuye y la señal que recibe nuestro cerebro es que hoy en día no es necesaria esa reserva de más, puesto que la supervivencia no está en juego.

De esta forma, a medida que seamos capaces de mantener un equilibrio sano, el organismo irá soltando lo que no necesita.

Es una invitación a colaborar con nuestro cuerpo para lograr ese fin deseado y no seguir en lucha con él, sino apoyar ese proceso desde la edad madura y con todas las herramientas de las que disponemos hoy.

El conocimiento es la mejor manera de liberarnos de la frustración y comportamientos que en muchas ocasiones sostienen este síntoma tan incómodo pero eficaz si lo entendemos desde la biología.  

Aprende más

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Marta Menéndez

Marta Menéndez

Marta se formó como Descodificadora Biológica en el año 2013 con Ángeles Wolder y se ha especializado en Transgeneracional y Sobrepeso. También ha estudiado Ortohipnosis y PNL, Hipnosis Ericksoniana Reparadora, Quiromasaje y Banda Gástrica Virtual.
Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos
🎁
¡50% dto. en cursos online!

Este Black Friday invierte una parte de tus compras en tu bienestar emocional. ¡Último día!