Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El arte del cambio: evitando los 8 errores más comunes en terapia

div-aw-70-white

Soy Leslie Villatoro, terapeuta y biodescodificadora desde hace casi 10 años. Cuando una persona ha tomado la decisión de iniciar terapia conmigo suele ser porque ya lleva un tiempo transitando alguna incomodidad y siente que ya es tiempo de hacer el cambio.

Este paso puede estar motivado por diversas razones, como enfrentar un profundo dolor emocional, una sensación de estancamiento en la vida o la búsqueda de un mayor bienestar físico, emocional y/o mental.

Cuando buscamos ayuda de un terapeuta o acompañante de descodificación, estamos dando un paso importante hacia el autodescubrimiento y la transformación personal que es digno de reconocerse.

Los 8 errores más comunes en terapia

Me he dado cuenta de que, en este proceso terapéutico de transformación, muchas veces solemos cometer errores.

He logrado identificar algunos de los más comunes, no solo en mi experiencia personal, sino también como terapeuta, y te los comparto a continuación para profundizar sobre ellos y maximizar el potencial de la terapia, permitiendo un mayor crecimiento y desarrollo personal.

1. Esperar resultados rápidos en terapia

El cambio lleva tiempo y esfuerzo. Requiere paciencia y compromiso continuo.

Muchas personas entran en terapia con la expectativa de que los cambios ocurrirán de inmediato. Sin embargo, la terapia es un proceso gradual que requiere tiempo y esfuerzo. 

Es importante entender que los problemas (emocionales, mentales e incluso físicos) no se desarrollaron de la noche a la mañana, por lo que llevará tiempo abordarlos y resolverlos. Es como plantar una semilla: se necesita cuidado, paciencia y tiempo para que crezca y dé frutos.

2. Tu terapeuta no tiene todas las respuestas

La terapia es una colaboración donde tú eres parte activa. Expresa tus pensamientos y sentimientos para descubrir tus propias respuestas.  

A veces, los pacientes caen en la trampa de pensar que un buen terapeuta tiene todas las respuestas y soluciones para sus problemas. Sin embargo, la terapia es una colaboración en la que el paciente desempeña un papel activo.

El terapeuta está ahí para guiar y apoyar, pero es importante que reconozcas tu propia sabiduría interior y participes activamente en tu proceso de autoexploración y crecimiento.

Yo, por ejemplo, suelo brindar a mis pacientes herramientas adicionales a la terapia cómo meditaciones, libros, tareas terapéuticas, actos psicomágicos, etc. para acompañarlos en su camino. Tú puedes avanzar y nutrir tu proceso día a día.

Terapia

3. Ocultar verdaderos sentimientos

La honestidad es fundamental en la terapia.

Ocultar o minimizar tus verdaderos sentimientos por culpa, vergüenza o miedo puede obstaculizar tu progreso terapéutico. Es importante que te sientas segura para expresar tus emociones, pensamientos y preocupaciones de manera abierta y honesta.

Solo a través de esta honestidad pueden abordarse adecuadamente los problemas subyacentes y trabajar hacia una mayor comprensión y crecimiento.

4. No poner en práctica lo aprendido fuera de terapia

La terapia es solo una parte del proceso de cambio.

Es fundamental que apliques lo aprendido en tu vida diaria fuera del consultorio del terapeuta. Esto puede incluir practicar habilidades de afrontamiento, cambiar patrones de pensamiento negativos o implementar cambios en tu comportamiento.

La verdadera transformación ocurre cuando se llevan a cabo acciones concretas y consistentes fuera de la terapia.

5. Establecer expectativas poco realistas

Algunas personas tienen expectativas poco realistas sobre lo que la terapia puede lograr. Esperan resultados instantáneos o una solución rápida a sus problemas.

Es importante que establezcas expectativas realistas y comprendas que el proceso terapéutico puede llevar un tiempo. Esto no significa que no se pueda lograr un cambio significativo, pero es importante ser paciente y realista sobre los resultados esperados.

Tu terapeuta podrá guiarte acerca de qué esperar en cada sesión, y esto lo lograrás sabiendo cuál es el objetivo a trabajar durante tu terapia y con los protocolos o actividades que llevarás a cabo.

6. Abandonar prematuramente la terapia

El cambio es gradual y requiere persistencia. Habla con tu terapeuta si te sientes frustrada.

Cada paso te acerca más a tu bienestar emocional y crecimiento personal. El proceso terapéutico puede ser desafiante y puede haber momentos de frustración o desánimo.

Sin embargo, es importante no abandonar prematuramente. El cambio lleva tiempo y requiere perseverancia y compromiso. Es natural enfrentar obstáculos en el camino, pero es importante seguir adelante y trabajar a través de ellos con la ayuda y el apoyo de tu terapeuta.

Terapia

7. Resistencia al cambio

A veces, podemos resistirnos al cambio debido al miedo o a la incomodidad que conlleva enfrentar nuevas formas de pensar o comportarse.

Es importante reconocer y trabajar a través de esta resistencia para permitir el crecimiento y la transformación. El terapeuta está ahí para ayudar al paciente a explorar y superar estas barreras, pero es importante que estés dispuesta a enfrentarlas y trabajar a través de ellas.

8. No participar activamente

Algunos pacientes pueden adoptar una actitud pasiva hacia la terapia, esperando que el terapeuta resuelva todos sus problemas por ellos.

Sin embargo, la terapia es un proceso colaborativo en el que el paciente desempeña un papel activo. Es importante tu participación activa en el proceso terapéutico, compartiendo abiertamente tus pensamientos, sentimientos y preocupaciones y trabajando junto con tu terapeuta para lograr tus objetivos.

En conclusión, la terapia es un proceso de colaboración entre el terapeuta o acompañante en biodescodificación y el consultante. Ambos juegan un papel importante en el proceso de cambio y crecimiento personal.

Al evitar estos errores comunes y comprometerte activamente con el proceso terapéutico, podrás desbloquear tu mayor potencial de autoexploración, crecimiento y transformación.

La terapia es un viaje hacia un mayor bienestar emocional y mental. Si estás en terapia, te animo a seguir comprometida con tu proceso y confiar en el poder transformador que puede tener en tu vida. 

Toda experiencia en la vida tiene el potencial de liberarnos. Todo está perfectamente diseñado para ser una oportunidad de crecer y evolucionar.

El cambio está en tus manos, ¡sigue adelante con determinación y confianza!

Te acompañamos en tu proceso personal

En el Instituto Ángeles Wolder podemos acompañarte en tu proceso de transformación personal.

Terapeutas formadas en Constelaciones Familiares, Descodificación Biológica y una amplia variedad de herramientas como la hipnosis o la PNL te ayudarán a identificar los conflictos, gestionar tus necesidades y a superar tus procesos para mejorar tu bienestar de forma integral.

Para tratar sobrepeso, duelo, pareja, familia, síntomas específicos y muchos otros, puedes consultar la página de consultas privadas.

Si tienes dudas sobre cómo pedir cita, el método de pago o sobre qué terapeuta se adapta mejor a tus necesidades, contacta con nosotros a través de:

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Picture of Leslie Villatoro

Leslie Villatoro

Descodificadora Biológica, especialidad en Trastornos Alimenticios, Obesidad y Sobrepeso. Conferencista y escritora.
Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos