fbpx

La enfermedad entre políticos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
div-aw-70-white
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Si partimos del paradigma de la Descodificación Biológica vemos que antes de que aparezca una enfermedad la persona ha vivido un fuerte conflicto. El hecho de observar las enfermedades que han tenido ciertos políticos nos podemos dar cuenta de que problemas les acuciaba más.

Todos los seres vivos cuando nos vemos confrontados a situaciones de intenso estrés ponemos el cuerpo en modo alerta y necesitamos en algún instante eliminar el estrés. Los políticos no son la excepción. Cualquier enfermedad o síntoma se puede agravar o disminuir, según  la intensidad o duración del conflicto que tenga que resolver la persona.

Los especialistas médicos y algunas fuentes como las investigaciones del neurólogo inglés David Owen, aseguran que una parte de las personas que tienen una intensa vida pública se enferman con cierta frecuencia e intensidad o mueren en el medio de conflictos. ¿Cuáles pueden ser? La mayor parte de personajes visibles, según el Dr. Owen, que fue también ministro laborista de Sanidad y de Asuntos Exteriores británico, sienten una mezcla de rabia y miedo, de soberbia y tensión, síntomas claros del mal que les afecta.

Los presidentes y políticos viven en tensión constante y parecieran que están acostumbrados a llevar ese nivel de estrés a su vida diaria. Sin embargo, el cuerpo aguanta hasta donde cree que es necesario, pues luego hablará con alguna enfermedad, la que tenga que estar asociada al conflicto de estrés que vivió esa persona.

Al vivir bajo estrés y tensión es difícil que gocen de excelente salud. Sin embargo, cuentan con equipos de médicos que los controlan a más no poder pero cuando a alguien le toca enfermarse no hay médico que pueda contra un cerebro que cree que la enfermedad es la solución al conflicto.

Por otro lado, hay una cuestión de liberación. Nadie en público se atreve a manifestarse mostrando sus emociones. Se guardan miedos, se esconden tristezas, enojos y frustraciones mientras que la soledad es una compañera de camino. A menudo tienen que fingir que todo está bien, aunque no les guste pues parte del protocolo es saber llevar los momentos duros con una sonrisa. Todo esto enferma más de lo que se pueda imaginar.

De las enfermedades de los políticos o los conflictos que hablan en el cuerpo

Los políticos, los famosos y las personas con cierto tipo de competitividad que miran más donde está el otro que donde se encuentra uno mismo tienden a tener problemas en relación al rendimiento. Si se lleva a extremos el componente psíquico será la megalomanía.

Profesionales como deportistas, cantantes, músicos, artistas, periodistas, políticos u otras personas más visibles sufren un estrés constante en el sentido de la comparación y eso deriva luego en enfermedades importantes como:

  • Alteraciones de huesos (osteoporosis), de músculos (contracturas), articulaciones
  • Problemas de sangre (anemia, poliglobulia, leucemia)
  • Alteraciones en gónadas, ovario y testículo, cuando hay perdidas
  • Problemas de miocardio
  • Alteraciones de linfáticos (no puedo defenderme)

Ejemplo, Eva Perón muere joven aquejada por una leucemia.

La autodesvalorización es lo más pernicioso para la salud. Es fundamental sentirse importante como persona. El dejar ir a las personas que nos pueden hacer daño o alejarse de las situaciones conflictivas.

Cada conflicto responderá a una enfermedad. Si el conflicto es pequeño la enfermedad puede ser una gripe, pero si es un conflicto grande puede derivar en un ataque al corazón o un cáncer.

No siempre la enfermedad se presenta al momento del conflicto. A veces durante la fase de estrés el cuerpo no manifiesta síntomas y apenas se liberan las tensiones se pone en marcha la reconstrucción del cuerpo con síntomas más que visibles.

Descodificar significa encontrar el momento más crítico de un conflicto para liberar las sensaciones corporales e iniciar la sanación que se pone en marcha.

Cada enfermedad tiene un sentido preciso y aparece como una respuesta perfecta para el llamado cerebro arcaico que busca nuestra supervivencia.

Algunos ejemplos de las enfermedades:

  • Miedo a morir: Cáncer de pulmón.
  • Miedo por sentirse invadidos o amenazados: Cáncer de tráquea o bronquios. Es la experiencia de que te quitan del camino, que lo dejen de lado, cuando sienten que el mundo los ahoga: Cáncer de tráquea o bronquios. Ejemplos: Raúl Vale o Ricardo Alfonsín, ex presidente de Argentina.
  • No poder digerir un problema: Cáncer de Estómago o de Páncreas.
  • Vivir situaciones feas, soeces, viles: Cáncer de colon. El creer que todo está mal, que no se le está jugando limpio, que algo muy sucio le están haciendo y que su entorno no es confiable. Ejemplos, el presidente, Gustavo Diaz Ordaz, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez estuvo enfermo de esto mismo igual que el ex presidente Lula. Herbert Hoover (cáncer de intestino delgado), Ronald Reagan (cáncer de colon). 
  • Miedo al rechazo: problemas de piel (melanoma, manchas). Es el sentir la agresión de otras personas, algo tan común hoy por la facilidad a insultar o agredir que hay en las redes. Alejarse de los demás es una forma de evitar la sensación de ataque a la integridad.
  • Atrapar el tiempo: tiroides. La tiroides tienen que ver con no poder manejar los tiempos en que tienen que cumplir con sus tareas. Hipo: es creer que por más que haga mucho ya no llegare a ver resultados. Hiper: Si no me apuro no termino con nada a tiempo. Ejemplo: Cáncer de tiroides, o problemas de tiroides: la presidenta Cristina Kirchner.
  • Perder el control: infarto de miocardio o de coronarias. Ligado a problemas económicos, o perdida de territorio. Cuando la persona siente que si no se pelea se pierde todo. O cuando se pierde todo y no se asimila. Esto puede ser en el orden material como en los afectos como la esposa o el esposo se vaya con otra persona. Néstor Kirchner, ex presidente de Argentina murió de un infarto. También el presidente de México, Benito Juárez, el Político y el Antropólogo Cuauhtémoc Sandoval Ramírez.
  • Conflicto de identidad y reconocimiento: problemas en recto inferior y ano (hemorroides, carcinoma).

Cuando se junta con la sensación de posible amenaza en el territorio se entra en la mentira o en casos más extremos la mitomanía.

Tips de supervivencia

  • Ser consientes cuando el cuerpo habla
  • Tomar en cuenta que estrés es igual a peligro para el cerebro arcaico
  • El relajarse ante un susto importante y expresar al máximo.
  • El pasado pisado dicen muchos. Sin embargo, el pasado debe servir para buscar la información adecuada a cada suceso negativo que se viva intensamente, para limpiar, sacar a la luz y ordenar lo bueno de lo malo.
  • Adecuar lo bueno en la mente y en el corazón para poner lo negativo sobre la mesa, trabajarlo y dejarlo verdaderamente atrás. Ya sin peso ni conflictos que vengan al presente y entorpezcan el futuro.

Todos estos consejos nos da la Descodificación Biológica de enfermedades para evitar que los conflictos se lleven al cuerpo.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Ángeles Wolder

Ángeles Wolder

Directora Instituto Ángeles Wolder. Autora del Libro “El Arte de Escuchar el Cuerpo” y de "El reflejo de nuestras emociones: la descodificación de los sentimientos a través del cine". Es licenciada en Kinesiología, Profesora en Enseñanza Universitaria, Licenciada en Antropología Social y Cultural y Máster en Psicosociología. Desde hace 10 años se ha centrado en comprender y observar cómo el ser humano y la humanidad gestionan los conflictos emocionales.

¿Seguimos en contacto?

Me ha encantado tenerte con nosotros estos minutos. Si a ti te ha gustado este artículo y quieres recibir en tu correo lo que publiquemos a partir de ahora, déjanos tu email para darte de alta en nuestro boletín.

Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

1 comentario en «La enfermedad entre políticos»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos
ico-acceso-premium

Hazte Premium

Accede a contenidos exclusivos y disfruta de descuentos en formación