Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Adolescencia: cómo acompañar a los hijos

div-aw-70-white

La adolescencia suele ser una experiencia muy intensa tanto para los adolescentes como para los padres.

Se trata de una etapa de transición importante en la que la necesidad de independencia y autonomía de los hijos se mezcla con la necesidad de los padres de mantener el control.

Es normal que durante durante la adolescencia se activen una serie de miedos y dudas relacionados con la crianza de nuestros hijos adolescentes, como por ejemplo:

  • Sentirnos desorientados tratando con los cambios emocionales, físicos y psicológicos de los hijos.
  • Preocupación por no lograr encontrar el equilibrio adecuado entre ofrecer orientación y límites, y respetar la autonomía de los hijos.
  • Miedo a no ser capaces de ofrecerles a los hijos lo que necesitan para desarrollar sus habilidades sociales y emocionales.
  • Ansiedad por no poder conectar con ellos y entender sus perspectivas.
  • Intranquilidad por los posibles errores que puedan cometer los hijos.
  • Desconocimiento sobre si estamos criando a los hijos de la manera correcta.
  • Inquietud por si los hijos no son capaces de afrontar los desafíos de la vida adulta. 

Hablemos de cómo afrontar la adolescencia desde el amor, la confianza y la comprensión en el ámbito familiar.

¿Qué es la adolescencia?

Adolescencia para los hijos

La adolescencia es una etapa que empieza entre los 10 y los 13 años y termina a los 19. Se caracteriza por el desarrollo de la personalidad, la experimentación con la identidad y el afianzamiento de relaciones con los iguales.

Se trata de una transición entre la niñez y la adultez en la que los adolescentes pasan por grandes cambios hormonales que provocan transformaciones en el estado de ánimo. 

Suelen presentar una menor cercanía emocional con sus progenitores para dar más espacio a la privacidad y a estrechar las relaciones con sus amigos/as.

Aunque a nivel familiar la adolescencia pueda ser una etapa complicada, es muy importante para que nuestros hijos desarrollen su personalidad y se conviertan en adultos con madurez emocional.

Adolescencia en los hijos

Adolescencia para los padres

Para los padres, la adolescencia plantea el reto de criar a los hijos de manera asertiva, de forma que podamos ofrecer orientación y apoyo sin que los adolescentes se sientan controlados o limitados.

Como adultos, nuestro trabajo es acompañar a los hijos para impulsar y fomentar su adecuado desarrollo personal y emocional.

Es posible que sintamos desorientación a la hora de comprender los cambios emocionales, físicos y psicológicos que viven nuestros hijos, así como que surjan miedos de que nuestros hijos cometan errores o de que no sean capaces de afrontar los desafíos de la vida adulta.

En este punto, pueden aparecer dudas sobre nuestra forma de criar a los hijos:

  • ¿Nuestro estilo de crianza es el adecuado?
  • ¿Somos demasiado estrictos?
  • ¿Nuestros hijos confían en nosotros?
  • ¿Cómo les puedo ayudar a prepararse para la adultez?

Estos miedos son entendibles, pero también pueden llegar a ser paralizantes y hacer que adoptemos un enfoque demasiado estricto o controlador, lo que puede tener un efecto negativo en el desarrollo emocional del adolescente.

El sistema familiar tiende a buscar la conservación de la organización, y es aquí donde entra nuestra capacidad para comunicarnos de forma sana con los adolescentes y de negociar nuevas pautas de comportamiento. 

Aprende a resolver los conflictos familiares desde una mirada sistémica con la Formación Online en Constelaciones Familiares.

La importancia de una crianza asertiva y democrática en la adolescencia

La clave para criar a los adolescentes es encontrar un equilibrio entre la orientación y el apoyo, y la autonomía y la capacidad de tomar decisiones.

Todos los estilos de crianza tienen sus propios beneficios y desventajas, y el objetivo es encontrar una forma de criar que permita a los padres sentirse seguros y cómodos, al mismo tiempo que ofrece al adolescente la orientación que necesita para desarrollar sus habilidades sociales y emocionales.

Los padres debemos estar dispuestos a escuchar a los hijos, respetar sus opiniones y trabajar con ellos para encontrar un equilibrio.

Crianza asertiva

La crianza asertiva implica ofrecer orientación y límites claros al mismo tiempo que se respeta la autonomía y los deseos del adolescente.

Esto significa que, como padres, debemos escuchar a nuestros hijos y tomarnos el tiempo para entender sus perspectivas, sin dejar de ofrecerles orientación y límites.

Es importante estar dispuestos a discutir y a aceptar las opiniones de los hijos como válidas, aunque no estemos de acuerdo, para que los hijos desarrollen habilidades para tomar decisiones y puedan construir su confianza y autoconocimiento.

Crianza democrática

Se trata de que padres e hijos trabajemos juntos para establecer reglas y límites, lo que ayuda a los adolescentes a entender que hay una relación recíproca entre el comportamiento y las consecuencias.

Esto también les permite desarrollar habilidades para tomar decisiones y asumir la responsabilidad de sus acciones.

Además, debemos aprender a ceder en algunas de las decisiones de nuestros hijos, como por ejemplo cuándo acostarse o cómo vestirse. 

¿Tienes consulta privada? Ayuda a familias y adolescentes a recuperar la fortaleza y estabilidad emocional con el curso Familia, Infancia y Adolescencia.

Cómo ser más asertivos con nuestros hijos adolescentes

El papel de los padres en la adolescencia de nuestros hijos es fundamental para que se establezca una relación de confianza y se forme un vínculo más fuerte entre ambas partes. Como padres, esto nos ayudará a entender mejor su perspectiva.

Como ejercicio para ser más asertivos con nuestros hijos adolescentes, os invitamos a tomaros al menos 10 minutos al día para conectar con ellos, escuchar sus opiniones y compartir experiencias.

Cuando vivimos conflictos con los hijos, conectamos con nuestro niño interior, y este simple ejercicio nos puede ayudar a reconocer las partes que traemos de nuestra infancia y a mejorar la relación con ellos:

  1. En un lugar cómodo, cierra los ojos y toma algunas respiraciones profundas para relajarte.
  2. Cuando te sientas relajado, piensa en tu niño interior, en la parte de ti mismo que tienes desde que eras un niño. Piensa en cómo eras de pequeño, en lo que te gustaba y lo que te hacía feliz.
  3. Imagina que tu niño interior está contigo en la habitación. Habla con él y pregúntale qué haría en la situación que estás pasando con tu hijo. Escucha con atención.
  4. Agradece al niño interior sus consejos. Abre los ojos cuando estés listo.
  5. Reflexiona sobre el consejo que recibiste de tu niño interior y considera si hay algo que puedas hacer para abordar el conflicto con tu hijo. Si decides seguir el consejo, hazlo con amor y compasión.

La empatía como vía de conexión con los hijos

Criar a adolescentes también es una oportunidad para reflexionar sobre nuestras propias experiencias.

Conectar con el pasado y comprender cómo nos sentíamos en ese momento nos permite aprender de nuestros errores. Esta conexión nos ayuda a ser mejores padres, entendiendo la perspectiva de nuestros hijos y poniéndonos en su lugar.

Establecer límites adecuados es importante, pero también lo es ofrecerles la oportunidad de tomar decisiones y asumir la responsabilidad de sus acciones.

Antes de actuar, plantéate estas preguntas:

  • ¿Cómo es la relación con tus hijos actualmente?
  • ¿Qué le gusta a tu hijo/a?
  • ¿Qué espacios tenéis para compartir y comunicaros?
  • ¿Qué dificultades te has encontrado a la hora de criar adolescentes?
  • ¿Cómo fue tu adolescencia?

¿Eres terapeuta y estás pensando en abrir tu propia consulta pero no te sientes segura? Gana confianza con la Formación en Herramientas e Intervención Terapéutica.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Aranzazu

Aranzazu

Psicoterapeuta y Docente. Directora de Proyectos y RR.HH. del Instituto Ángeles Wolder. Licenciada en Psicología. Máster en Psicología de la Educación MIPE. Máster en Dirección y Gestión de RRHH. Formada en emergencias y catástrofes, Psicodrama, Constelaciones Familiares, Descodificación Biológica Original y Acompañamiento al Duelo.
Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos
🎁
¡50% dto. en cursos online!

Este Black Friday invierte una parte de tus compras en tu bienestar emocional. ¡Último día!