fbpx

Entendiendo, respetando…transformando el sistema familiar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
div-aw-70-white
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nuestra docente y acompañante en Descodificación Biológica, Raquel Pérez, reflexiona sobre lo fundamental que resulta nuestra estructura familiar -y cómo nosotros nos posicionamos en la misma- en nuestros conflictos, deseos y miedos diarios.

La familia, el primer agente de socialización de los seres humanos: de aquí y desde aquí comienza todo.

¿Qué es para cada uno de nosotros nuestra familia?

Esta pregunta que parece tan general podría tener mil y una contestaciones, como mil y una tonalidades podrán tener las relaciones establecidas y vividas en ella.

La jerarquía, los roles, las reglas y los límites. Nuestras familias extensas y de origen, nuestros antepasados, los secretos familiares siempre habidos y por haber.

Cuando trabajamos con las familias y sus relaciones, es fundamental observar muy atentamente estos sutiles movimientos y en ocasiones tsunamis que aparentan llegar para arrasarlo todo…y nada más lejos. La familia y sus miembros buscan de una manera intrínseca su mantenimiento, su ser y su estar. Y los movimientos más inverosímiles pueden estar hablando de ello.

¿Qué sucedería si eso que está pasando en vuestra familia dejara de pasar?

Si su funcionamiento cambiara, ¿dónde y qué harías tu? ¿dónde y qué harían ellos? Y eso, ¿dónde os coloca? ¿Qué es lo que ha sucedido que ha impedido que este problema no lo hayáis solucionado antes? Éstas son algunas de las preguntas que son “vitales” dentro de un acompañamiento dentro del sistema familiar.

En más de una ocasión nos encontramos con la figura del paciente identificado o el chivo expiatorio. Se trata de aquel miembro de la familia que se presenta con letras mayúsculas anunciando: «En esta familia está pasando algo, algo mucho más grave o conflictual -consciente o inconscientemente- que el síntoma que yo presento«. Esto evidentemente no es expresado de esta manera, al contrario. Ese/a paciente identificado es el centro de todos los males…y eso sirve. Sirve para seguir manteniendo el sistema familiar y no tener que abordar otros conflictos no resueltos y que podrían poner en jaque la relación entre sus miembros y el propio sistema familiar.

Resistir al cambio

«¡Ey! Que estoy aquí para que me miréis», dice. Ponemos en marcha como profesionales todos los mecanismos y herramientas aprendidas para ayudar al cambio. Y ese cambio, de manera paradójica, se resiste. No llega, y aún cuando hay pequeños movimientos no se quieren ver, porque si dejamos de mirar (porque se ha solucionado) allí donde dice el sistema que hay que mirar: ¿qué podemos comenzar a ver?

La comunicación empleada por los miembros de las familias, la funcionalidad de la misma a la hora de adaptarse a los cambios siempre cíclicos y vitales. El “permitir” de manera consciente e inconsciente que mis hijos/as crecieron y que ya no me necesitan para vivir. Que la identidad con la que me he mostrado al mundo, tiene que cambiar… y me da miedo, porque no sé quién soy «además de»…o fuera de ese sistema.

Todo esto habla de la familia y de sus habitantes.

Cuando somos capaces de mirar con cariño a esa «mi familia» o a esa «tu familia» y decir, «entiendo tanto cuál ha sido tu misión«…entiendo y respeto tanto tu esfuerzo y lucha, pero ya todo esto deja de ser necesario.

Ven que te acompaño a que puedas verte y veros en esta otra parte del camino: desde el entendimiento, el respeto y la transformación.

Desde ahí siento a las familias.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Raquel Pérez

Raquel Pérez

Raquel se formó como Descodificadora Biológica en el año 2014 con Ángeles Wolder en 2014 y se ha especializado en los recursos terapéuticos, las relaciones familiares y de pareja. Es diplomada en Trabajo Social y Máster en terapia de familia, pareja y mediación familiar. Desde hace 17 años trabaja como terapeuta familiar y es la coordinadora de proyectos educativos de Instituto Ángeles Wolder.

¿Seguimos en contacto?

Me ha encantado tenerte con nosotros estos minutos. Si a ti te ha gustado este artículo y quieres recibir en tu correo lo que publiquemos a partir de ahora, déjanos tu email para darte de alta en nuestro boletín.

Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos
ico-acceso-premium

Hazte Premium

Accede a contenidos exclusivos y disfruta de descuentos en formación