fbpx

Descodificación Biológica en consulta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
div-aw-70-white
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Siempre que el cliente logra el milagro del movimiento interior que llamamos ”sanación” y somos testigos de ello con corazón abierto y ojos despiertos, surge un profundo sentimiento de gratitud y a la vez de humildad”

Fragmento del libro “El arte de la terapia”, de Peter Bourquin.

Podríamos decir que la Descodificación Biológica es considerada hoy día como una práctica “en auge”. Se trata de un acompañamiento emocional que no suple ninguna otra práctica médica ni psicológica, que consiste en buscar un bioshock o conflicto inesperado, no expresado, vivido en soledad, que no ha podido resolverse en el momento y que puede encontrarse en la biografía de la persona, en el parto, concepción o aún antes, inclusive generaciones atrás.

¿Cómo llegamos a éste bioshock?

Por protocolos de PNL, hipnosis, trabajos sistémicos, constelaciones familiares individuales y análisis del árbol genealógico en los que la persona se involucra para acceder a su memoria corporal y así hallar ese instante que desencadenó luego un síntoma determinado. En éste caso estamos hablando de un conflicto programante.

Así trabajamos en el caso de síntomas físicos, las llamadas “enfermedades” y muchas otras situaciones.

¿Qué pasa cuando se trata de situaciones adversas vividas casi a diario desde el nacimiento?

A estos conflictos los llamamos estructurantes. Son aquellas circunstancias que han hecho que la persona moldee su personalidad con el fin de sobrevivir a dicha adversidad. En estos casos, además de buscar el origen de los mismos, se aborda la estructura para que pueda encaminarse a un cambio, a ese cambio que desea.

¿Cómo lo hacemos?

También con protocolos que permiten tomar consciencia de la misma, valorizar la nueva perspectiva que desea vivir, trabajar con las creencias familiares arraigadas y fidelidades que obstaculizan llegar al objetivo. También se proponen pequeños cambios en la vida diaria, que estén más en sintonía con el estado que se pretende alcanzar.

Cuando las personas llegan con un requerimiento a la consulta, se les pide que indiquen el objetivo a alcanzar. Esto es importante ya que los descodificadores acompañamos al consultante en el proceso de obtención de dicho objetivo y no vamos más allá de su objetivo establecido. Como decía uno de mis profesores: “Somos como taxistas: llevamos a la persona a donde quiere ir“.

El rumbo lo marca el consultante y se respeta

Se establece un número estimado de sesiones para alcanzarlo, que dependerá de varios factores:

  • La predisposición de la persona para trabajar en la sesión.
  • El tiempo que lleve al inconsciente de la persona abrirse para proporcionar la información que necesitamos. Muchas veces el recuerdo traumático queda bloqueado para proteger a la persona y se tarda un cierto número de sesiones para acceder al mismo que depende sobre todo de la gravedad del mismo.
  • Toda situación conflictiva tiene un beneficio oculto o razón por la cual se mantiene y suele ser lo suficientemente importante como para afectar el avance de la terapia en algunas ocasiones, inclusive puede llevar a abandonar la terapia. Es la tan citada “zona de confort” de la cual a veces cuesta salir.
  • Si se trata de un síntoma puede ser que en una o pocas sesiones se resuelva, pero en el caso de conflictos programantes se trata de un proceso más largo, como puede ser el caso del sobrepeso donde se establecen nuevas pautas de conducta además de tratar los conflictos.

Otros puntos a tener en cuenta

Como sucede con otras opciones, tal vez por desconocimiento de lo que significa un proceso de acompañamiento, algunas personas llegan:

→ Con intención de saber el origen de su conflicto sin participar en la búsqueda del resentir o bioshock que lo originó en su memoria corporal.

Hay corrientes similares a la Descodificación Biológica que al tomar conocimiento del síntoma o malestar de la persona, basados en su formación teórica, les dicen su diagnóstico sin acompañar a que la persona encuentre su resentir. A mi criterio, si bien puede ser una información válida, es una información que muchas veces queda a nivel mental y no se llega a conectar con el sentir, que es lo que realmente libera. Incluso, en estos casos, aportamos recursos para que la persona ya no viva de la misma manera determinadas situaciones.

→ Con objetivos “inalcanzables”, como por ejemplo: “quiero sanar definitivamente la relación con mi padre/madre en menos de cinco sesiones.

En primer lugar debemos aclarar con respecto a la relación con los padres que, en un momento determinado, se puede abordar un aspecto de ella y alcanzar un bienestar, pero más adelante nos podremos enfrentar a otro aspecto, y más adelante a otro, y así sucesivamente. Algunos se repetirán por formar parte de nuestros conflictos estructurantes y deberemos repasarlos más de una vez. Otros serán más fáciles de sanar. La frase “este tema de mi padre/madre ya lo tengo muy trabajado y no necesito verlo” es muy típica, incluso los mismos acompañantes que nos revisamos con frecuencia, a veces nos sorprendemos cómo algo que pensábamos como “superado” vuelve a surgir, tal vez con otra tonalidad o nos muestra otra cara hasta entonces desconocida.

El hecho de que la Descodificación Biológica sea un acompañamiento que puede ser breve, no significa que hagamos magia. Nuestro trabajo consiste en acompañar amorosamente y con coherencia, utilizando las herramientas que conocemos, a la persona a resolver conflictos y de esta manera mejorar su calidad de vida.

Así los cambios suceden y la vida se vive de otra manera.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Salomé Cejas

Salomé Cejas

Salomé se formó como Descodificadora Biológica en el año 2013 con Ángeles Wolder y se ha especializado en la relación terapéutica y la biología del trauma. Ha estudiado Flores de Bach, Pedagogía Holística, Herramientas de psicoterapia floral, Hipnosis Clínica Reparadora, Banda Gástrica Virtual, Constelaciones Familiares, Integración y Procesamiento del Trauma y Brainspotting Fase I y II.

¿Seguimos en contacto?

Me ha encantado tenerte con nosotros estos minutos. Si a ti te ha gustado este artículo y quieres recibir en tu correo lo que publiquemos a partir de ahora, déjanos tu email para darte de alta en nuestro boletín.

Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos