fbpx

Decálogo del Descodificador Biológico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
div-aw-70-white
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Desde Instituto Ángeles Wolder, te proporcionamos un Decálogo para ejercer la Descodificación Biológica de una manera responsable y respetuosa con el consultante. Podrás consultarlo siempre que lo necesites y recurrir a nuestros diferentes artículos.

1-  El rol del Descodificador Biológico

El/la profesional de la Descodificación Biológica acompaña a la persona en su proceso emocional para encontrar el bioshock y dar solución al síntoma.

La función del/la Descodificador/a Biológico/a es acompañar al consultante dentro del marco terapéutico, con el objetivo de revisar los bloqueos existenciales (personales, afectivos, laborales, etc.), comportamentales, físicos y/o psíquicos que se desencadenaron tras vivir una situación de bioshock (choque biológico).

El/la Descodificador/a Biológico/a acompaña al cliente para que revise el instante que tanto dolor le ha producido y pueda resolver los conflictos asociados a esa vivencia. Con el acompañamiento en Descodificación establecemos una relación terapéutica en la que trabajamos junto a la persona el espacio visceral, para que pueda encontrar el bioshock y dar solución al síntoma, al trastorno afectivo-emocional, al trastorno comportamental o físico.

2-  La hipótesis biológica

La historia de vida de la persona puede hablar de muchos conflictos vividos, pero sólo el síntoma o trastorno nos habla de la lógica biológica.

Cuando alguien viene por primera vez a consulta, debemos ser cuidadosos en recoger una serie de datos que nos permitirán obtener información relevante para ejercer como Descodificadores/as Biológicos/as. Para ello se realiza una anamnesis y se recoge información de la historia clínica del cliente, información relacionada con la aparición del síntoma, de la enfermedad o del trastorno, información del árbol genealógico y cualquier otro dato relevante para poder elaborar eficazmente la hipótesis biológica.

El síntoma nos habla del conflicto y de un instante concreto en el que la persona vivió un bioshock. Si el cliente no resiente con la vivencia o si no existe coherencia biológica en la historia de vida, deberemos revisar nuevamente la información que aporta, la hipótesis que se elabora o el abordaje terapéutico.

3-  Coherencia terapéutica

La coherencia terapéutica está en saber cuáles son los propios límites en la práctica del acompañamiento y ser consecuentes.

El/la Descodificador/a Biológico/a sólo acompañará a la persona mientras disponga de las herramientas y recursos suficientes para dar calidad al proceso terapéutico y confianza en la relación terapéutica. Si no disponemos de los recursos o capacidades suficientes para integrar o acompañar al consultante, deberemos optar por derivar a otro profesional de la Descodificación Biológica y/o a otros profesionales de la salud y de la terapia, que puedan dar continuidad al proceso terapéutico que la persona necesita. Es importante que la derivación sea consensuada para que no lo viva como un abandono y para que se sienta acompañado durante todo el proceso de cambio.

Revisar la relación terapéutica también nos permitirá detectar si hay posibles situaciones de transferencia y de contra-transferencia que puedan estar contaminando la relación Descodificador/a-Cliente.

4- La sesión de acompañamiento

El encuadre del marco terapéutico permite establecer una relación de confianza y equilibrar las expectativas Descodificador/a Biológica/a-Cliente. 

Cuando la persona tiene un síntoma (físico o emocional) diagnosticado y viene a consulta, lo primero que debemos realizar es el encuadre del marco terapéutico donde se recogerá la anamnesis (historia clínica) el motivo de consulta, el objetivo de cada persona y se recogerá la información relacionada con el síntoma: ¿Cuándo se diagnostica? ¿Qué síntomas hubieron? ¿Cuándo aparecieron?

Durante esta primera sesión el/la acompañante a debe informar debidamente al consultante en qué consiste la Descodificación Biológica, qué herramientas se utilizan, si trabaja con otras técnicas terapéuticas, acordar y evaluar la temporalidad de las sesiones en función de cada caso, acordar y explicar la política de cancelación, los precios y explicar cuáles son los objetivos de las sesiones.

Es importante recordar a la persona que el cambio está en uno mismo y que el/la Descodificador/a Biológico/a no actúa como “salvador/a” en la terapia, sino que acompaña durante todo el proceso emocional al cliente. Cada persona requiere de un tiempo. Se deben ir revisando los tiempos y necesidades que puedan surgir en la consulta.

5-  La relación terapéutica

El acto de reconocimiento del consultante, dentro de una relación de calidad establecida por el profesional, es lo que realmente facilita el cambio hacia el bienestar.

Es importante tener en cuenta que lo que realmente genera el bienestar, es la relación con el cliente. El éxito del acompañamiento o de la intervención que hagamos, depende en gran medida de la capacidad del profesional de desarrollar una buena relación con la persona. Por ello, es fundamental la creación de un buen vínculo con el consultante para lograr el objetivo del acompañamiento.

Cuando el/la Descodificador/a Biológico/a ha podido establecer una relación de calidad, la persona puede atreverse a expresar y revivir sus conflictos, por muy dolorosos o vergonzosos que sean, incluso los más difíciles de su vida.

Genera una buena relación terapéutica aquel profesional que acompaña a la persona a darse cuenta de lo que le pasa y de lo que necesita. A ponerle conciencia a lo que hace, cómo lo hace y para qué lo hace, para que pueda descubrir aspectos de uno mismo que le mantienen en situaciones de sufrimiento, de repetición de programas heredados o de hábitos dañinos.

6-  Acoger al consultante

La protección es el cuidado: es la parte donde acogemos al otro. La seguridad es la tranquilidad: es la parte que permite al otro estar sereno.

Establecer un marco de confianza en la consulta es primordial para que la persona pueda abrirse emocionalmente, sentirse libre de expresar lo que está viviendo durante la consulta y establecer una relación de confianza con el/la Descodificador/a Biológico/a. Para ello, es importante ofrecer a la persona un espacio donde se sienta protegida, segura, cuidada y a gusto con el entorno.

Debemos procurar un espacio adecuado en el que no intervengan estímulos externos, porque cualquier estímulo que altere la sesión puede afectar de una manera muy profunda en el proceso terapéutico de la persona.

7- El ritmo de la terapia

Debemos recordar siempre que la sesión es para el otro y que no debemos forzar el cambio o la resolución, sólo de esta manera podremos respetar el ritmo del consultante.

Una de las claves del éxito en el acompañamiento es adecuarnos al propio ritmo del consultante para poder establecer una relación terapéutica de calidad y respetuosa. Durante la sesión terapéutica hay que ser paciente, ir al ritmo y adaptarse a las necesidades de la persona acompañándola en la evolución del proceso terapéutico.

No debemos caer en la necesidad de “sanación absoluta”, el ritmo del paciente nos habla de lo que realmente necesita. Si forzamos el cambio, perderemos su confianza y la relación terapéutica se verá resentida.

8-  La escucha activa

Acompañamos con la escucha activa, la reformulación y el propio lenguaje del consultante para entrar en su campo mental.

La escucha activa es imprescindible para poder empatizar con el consultante y ofrecerle un espacio de confort y seguridad durante la sesión terapéutica. Cada palabra que recogemos del otro queda registrada en nosotros para permitirnos establecer un marco de confianza en la consulta y empatizar con la persona.

Al registrar esta información nos colocamos en el propio lenguaje del cliente y es sólo a través del lenguaje del otro que podremos entrar en su campo mental. Si ponemos nuestras propias palabras, salimos del campo mental del cliente y lo alejamos del proceso del resentir y del propio acompañamiento en Descodificación Biológica. La escucha activa es una herramienta potente que permite al/la Descodificador/a hacer una devolución eficiente y cercana al consultante a través de la técnica de la reformulación.

9- La comunicación verbal y no verbal

Si estamos atentos a lo que está ocurriendo en el otro, obtendremos la mejor expresión de su inconsciente.

El 80% de la información que la persona expresa, habla y comunica es a nivel corporal. La información que captamos a través del lenguaje no verbal nos permite entrar en rapport con el otro. Captaremos la información del otro si revisamos la posición corporal del cliente, la respiración y observamos todo aquello que ocurre a nivel fisiológico.

Esta observación del lenguaje no verbal y de la información corporal que transmite la persona se debe realizar de forma respetuosa y no invasiva, puesto que el objetivo es empatizar con la vivencia más profunda que el consultante vive y resiente y poder acompañarlo de la forma más adecuada.

10-  Reciclarse y reaprender

Sólo si nos permitimos tener un lugar para nosotros podremos conectar con la necesidad del otro.

El/la Descodificador/a Biológico/a debe reciclarse, capacitarse y prepararse en la propia práctica de este acompañamiento. El reciclaje formativo, ya sea tanto en especialidades de la Descodificación Biológica como en otras técnicas y herramientas terapéuticas, es necesario para poder ejercer de forma coherente y competente como Descodificador/a.

El/la Descodificador/a Biológico/a debe asistir de forma periódica a espacios de supervisión terapéutica que le permitan revisar sus propios casos, reflexionar y recibir orientación por parte de otro profesional. Las supervisiones de casos son espacios donde el/la Descodificador/a puede revisar también sus propios conflictos como profesional de la Descodificación Biológica y evaluar si requiere de un espacio terapéutico para sí mismo/a.

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Instituto Ángeles Wolder

Instituto Ángeles Wolder

Centro especializado en Descodificación Biológica y Terapia Integrativa que tiene como objetivo contribuir al bienestar emocional de las personas.

¿Seguimos en contacto?

Me ha encantado tenerte con nosotros estos minutos. Si a ti te ha gustado este artículo y quieres recibir en tu correo lo que publiquemos a partir de ahora, déjanos tu email para darte de alta en nuestro boletín.

Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos