Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Biodescodificación de la gripe

div-aw-70-white

Fiebres repentinas, dolor de garganta, escalofríos, calambres… Todos conocemos las consecuencias de pasar por una gripe y el reposo y el descanso que necesita nuestro cuerpo durante esta enfermedad.

Los refriados comunes vienen y van en cosa de días y no suelen tener efectos duraderos. Pasamos unos días acatarrados sin romper con nuestras rutinas habituales. Sin embargo, la cosa cambia cuando se trata de una gripe. Los síntomas que vienen de la mano de esta enfermedad son mucho más intensos que los de un resfriado y pueden hasta dejarnos varios días en la cama.

Según la Descodificación Biológica, hay varias causas emocionales que se esconden detrás de ella.

¿Qué es la gripe?

La gripe es un síndrome, ya que presenta un conjunto de síntomas simultáneamente que son característicos de esta enfermedad. Cuando pasamos por una gripe sentimos fatiga, malestar general y dolores musculares y articulares. Estos síntomas aparecen tanto si el síndrome es respiratorio como si es estomacal.

Pese a que ambas presenten estos síntomas, la gripe respiratoria solo afectará a la nariz, la garganta y los pulmones. En cambio, la estomacal ataca a los intestinos.

  • Gripe respiratoria o influencia: este tipo de gripe incluye síntomas como la fiebre, los escalofríos, la tos seca, el goteo o la congestión nasal, el dolor de garganta y los dolores musculares.
  • Gripe estomacal o gastroenteritis vírica: aparecerán síntomas como diarrea, fiebre, náuseas y vómitos, dolores de cabeza, musculares y calambres abdominales.

Aunque se trate de patologías que mejoran en una semana, pueden tener complicaciones como la neumonía gripal o la deshidratación. El síntoma es una reacción de nuestro cuerpo ante el estrés, así que es importante que escuches a tu cuerpo y le des el descanso que necesite.

¿Quieres iniciarte en el terreno emocional? El curso de Ángeles Wolder Iniciación a la Descodificación Biológica es perfecto para ti.

Los conflictos biológicos de la gripe

Por lo general, la gripe esconde una situación en la que hemos sentido un malestar profundo, una situación que queremos disipar como sea y que ocurrió aproximadamente siete días antes de presentar los primeros síntomas. El querer evitar y soltar esa situación provoca en nuestro cuerpo fiebres altas, que responden a la necesidad imperiosa de quedarnos en la cama.

Por tanto, partimos de una situación incómoda que vivimos desde la impotencia. El órgano al que afectará será distinto en función del conflicto biológico y nuestra forma de gestionar el estrés.

  • Si los síntomas son digestivos, el conflicto biológico se ubicará en una situación que no podemos aceptar porque nos parece intolerable.
  • Los síntomas respiratorios, en cambio, aparecen cuando estamos dentro de un ambiente de presión excesiva. El aire que respiramos está cargado de tensión y experimentamos esta situación desde la incapacidad de cambiarla o modificarla.

Los síntomas aparecen días después de haber experimentado situaciones y las sensaciones que las acompañan. Así que cuando nuestro cuerpo deja de estar en tensión, se despertarán los síntomas de la gripe.

En las gripes, el sentido biológico reside en quedarnos en la cama y apartarnos de esas situaciones para recuperar la fuerza interna.

Ángeles Wolder

Cómo prevenirla

¿Qué podemos hacer para evitar esto? Buscar un camino alternativo que no nos lleve al agotamiento. No es necesario que aparezcan síntomas para encontrar el equilibrio emocional. Podemos ir un paso por delante y prevenirlos. No puedes controlar las circunstancias, pero sí lo que haces con ellas. Trabaja el modo en cómo te posicionas ante estas situaciones y tu capacidad para asumirlas y sobrellevarlas. Y, sobre todo, no dejes de escuchar a tu cuerpo. Es tu gran aliado.

¿Te gustaría aprender a descifrar los síntomas, identificar los conflictos biológicos y descubrir cómo liberarnos del estrés? Puedes aprenderlo con nuestro Diplomado Online en Descodificación Biológica.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre este síndrome? Pues he preparado un vídeo en el que abordo la gripe desde la Descodificación Biológica. ¡Dale al play para verlo!

© Instituto Ángeles Wolder – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento emocional complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente para su bienestar emocional. Debe aclararse que el Instituto Ángeles Wolder no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún tratamiento.

Antes de irte

¡Hola! Soy quien ha escrito este artículo

Ángeles Wolder

Ángeles Wolder

Directora Instituto Ángeles Wolder. Autora del Libro “El Arte de Escuchar el Cuerpo” y de "El reflejo de nuestras emociones: la descodificación de los sentimientos a través del cine" y "Hambre Emocional". Es licenciada en Kinesiología, Profesora en Enseñanza Universitaria, Licenciada en Antropología Social y Cultural, licenciada en Psicología y Máster en Psicosociología. Desde hace 10 años se ha centrado en comprender y observar cómo el ser humano y la humanidad gestionan los conflictos emocionales.
Reflexiones de lectores

¿Tienes algún pensamiento tras leer este artículo? Déjame tu reflexión y responderé lo antes posible.

2 comentarios en «Biodescodificación de la gripe»

  1. Gracias. Interesante.
    Lo que he comprobado es que los resfriados aparecen tras estar unos días tristes. Lo he observado con familiares a lo largo de los años en los entierros, y en mi misma antes de la pasada Navidad: dias previos había estado muy triste por circunstancias familiares y personales.

    Cogí un golpe de aire al sudar y no poderme duchar con agua caliente, cosas que a veces pasan, y zas! Como hacía años no me había pasado, pero me dio por estar hiperactiva, hasta no poder más. Estando ya en la cama, me ardia la cara que me hubiera puesto hielo.

    Pero lo pasé mejor que otras veces y conseguí bajar la fiebre sin paracetamol, simplemente no disponía de él. (Consumí mis hiervas, y pomelo, muy descongestionante. Nunca lo había consumido antes y me fué bien, la verdad.)

    Después fué cuando llegó el decaimiento y las ganas de estar en cama sin hacer nada, cuando ya no tenía fiebre, pero las cosas no se hacen solas así que poco estuve en cama, me costó anímicamente hablando.

    Y tras esos días festivos fuí madurando varias ideas a poner en marcha, una de ellas una nueva mudanza, por cuestiones de dinero entre otras.

    Saludos.

    Responder
    • Hola Montse,

      Gracias por compartir con nosotras tu proceso de recuperación y la reflexión sobre los resfriados. Espero que te recuperases pronto!

      Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
cursos
🎁
¡50% dto. en cursos online!

Este Black Friday invierte una parte de tus compras en tu bienestar emocional. ¡Último día!